Museo San Clemente Pisco
Museo San Clemente Pisco
Pisco Turismo historia y arqueologia
 
Mis Enlaces
Mis Productos
Museo San Clemente Pisco
imagen
imagen
El Museo San Clemente Pisco, se encuentra localizado en el Distrito de San Clemente. Este Museo fue creado el 11 de Junio de 1990, por iniciativa de Ing. Mag. Jessy Eduardo Espinoza Bautista. El Museo, cuenta hoy en día con un edificio en el cual se alberga una valiosa colección de piezas arqueológicas, producto de los hallazgos conseguidos en sitios que fueran habitados por las culturas Nasca, Paracas, Huari, Ica Chincha, Chanka e incluso aquellos poblados por los incas.
Las diferentes piezas que conforman el museo, se ven divididas en distintas salas; una de las primeras que conforman el circuito del museo, es aquella donde se exhiben restos óseos que fueran encontrados en diferentes partes del actual territorio Pisqueño. Estos restos permiten que el público conozca, no solo los modos de enterramiento y el culto fúnebre que realizaban los antiguos pueblos Pisqueños, sino también, dan la posibilidad de conocer, las costumbres y tecnologías médicas que desempeñaron grupos como el de los Paracas, quienes fueron practicantes de las famosas trepanaciones craneanas. Asimismo, esta resaltante área del museo comprende en su colección un conjunto de cráneos que llaman la atención por ciertas anomalías.
En el Museo, haciendo honor a uno de los atractivos turísticos más representativos de esta región peruana, se encuentra también una réplica de las famosas Líneas de Nazca, un grupo de geoglifos, que se ubican en la Pampa de Nazca, cuyo significado, aún es motivo de estudio.
Otras piezas interesantes del museo, se ven conformadas por grupos de cerámicas, encontradas en excavaciones, de aquellas, resaltan especialmente las halladas en territorios ocupados por los Nazca, asimismo, existen textiles Paracas, que llaman la atención por sus impresionantes diseños, su óptima conservación y gran calidad; muchos de estos últimos han sido hallados en compañía de momias, mismas que son parte de los atractivos de este centro de exhibición arqueológica y cultural.
Junto a las piezas anteriores, también llama la atención, la colección de instrumentos musicales, utensilios, e incluso quipus que tras haber sido encontrados en territorio Pisqueño, son expuestos en las salas de este museo. Asimismo, el museo también cuenta, entre sus piezas en exposición, con objetos más recientes, como muebles que van desde la época Colonial, hasta algunos de inicios de la Época Republicana. En esta sección también resaltan cuadros de ambas épocas, que permiten conocer, de forma ilustrativa, tanto a personajes, como a pasajes de la historia.
imagen
La noción de momia está asociada a la de un cadáver embalsamado o preparado con la intención de conservarlo el mayor tiempo posible, usualmente por razones religiosas. Los cadáveres muy rara vez se mantienen incorruptos, debido a que las condiciones para su conservación natural son fortuitas y escasas.
Algunas antiguas culturas han dado, en variadas ocasiones a lo largo de la historia, una gran importancia a la conservación de los cadáveres de sus difuntos como parte de sus ritos y costumbres funerarias. El Antiguo Egipto es el ejemplo más conocido de cultura que efectuaba la momificación ritual de sus muertos.
Museo san Clemente Pisco
imagen
La trepanación es una práctica médica que consiste en agujerear el cráneo. Antiguamente se realizaba con el objetivo de eliminar enfermedades consideradas de origen cerebral, mientras que en la actualidad se emplea como acceso quirúrgico en algunas operaciones de neurocirugía, como es el caso de tumores cerebrales o para tratar el hematoma subdural cuando cursan con hipertensión intracraneal.

La trepanación ha sido llevada a cabo tanto por razones médicas como místicas, y de su práctica tenemos indicios desde la era neolítica, pues se han descubierto cráneos trepanados. Se cree, por pinturas encontradas en cuevas, que el hombre neolítico creía que este tipo de cirugía podía curar ataques de epilepsia, migrañas y desórdenes mentales.1 En la antigua Grecia, Hipócrates explicó el procedimiento para realizar una trepanación.

Esto también se practicó en la Cultura Paracas (Perú), donde al finalizar la operación se colocaba una lámina de oro para que se cerrara la herida. De la misma forma fue practicado por la civilización Inca con el propósito de eliminar fragmentos de huesos o armas, que quedaban incrustadas en el cráneo, tras accidentes o enfrentamientos bélicos. Como anestesia se usaba la coca y la chicha en grandes cantidades y se sabe que también conocieron el uso de vendas.
imagen
Deformación craneal artificial, aplanamiento de cabeza, o vendado de cabeza es una forma de modificación corporal en la cual el cráneo es intencionalmente deformado. Esto es conseguido distorsionando el normal crecimiento del cráneo de un niño mediante la aplicación de fuerza. Formas planas, alargadas (producidas mediante el vendado de dos placas de madera a los lados de la cabeza), redondas (vendado con tela) y en forma de cono son las posibles formas. Es típicamente realizado durante la infancia, ya que el cráneo es más maleable en esta etapa. En un caso típico el vendado de la cabeza comienza aproximadamente un mes luego del nacimiento y continua durante seis meses también estaba separada en telas o paños de algodón, momia y cestas.

Ubicación del Museo San Clemente
Quien quiera conocer este museo de la costa peruana, tiene que dirigirse hasta la ciudad de Pisco, a pocas horas de la capital. El museo se ubica en la Avenida Indoamerica Nº 101, en el Distrito de San Clemente Provincia de Pisco y se encuentra abierto al público, en el horario de lunes a viernes, desde las 8 de la mañana hasta las 7 de la noche; aquel también abre sus puertas los fines de semana y feriados, solo que desde las 9 am hasta las 6 de la tarde. El costo de ingreso al establecimiento es de S/10.00 para el público en general y de solo S/2.00 para escolares.
imagen
Se denomina cerámica nazca a la cerámica preincáica realizada en la provincia de Nazca (departamento de Ica) del Antiguo Perú, por la cultura arqueológica Nazca. Principalmente encontradas en varias necrópolis de los valles de Chincha, Pisco, Ica, Acarí y Grande de Nazca. Se caracteriza e identifica por la calidad y su estilo distintivo en la cerámica polícroma, así como en las complejas representaciones en su superficie antes de ser cocidas.

El estudio de la cerámica nazca esta dificultado, por el origen incierto y no estratificado de sus piezas, generalmente furtivo o bien simplemente desconocido
imagen
imagen
Este es el nuevo proyecto aprobado por INC, para la nueva construcción, del museo san clemente, que cuentara con 07 salas de exhibición de las cultura Paracas,Nasca, Huari, Ica Chincha, Chanka e Inca, cuenta con un area de terreno de 10, 500 metros cuadrados, destinados para uso exclusivo del Museo San Clemente Pisco.
imagen
imagen
El Museo San Clemente, fue inaugurado el 11 de Junio de 1990, por iniciativa de Ing. Mag. Jessy Eduardo Espinoza Bautista

Es la Institución encargada de la custodia del Patrimonio Cultural de la Nación.
Las Colecciones que en el se exhiben son una muestra representativa de la acción del hombre Pisqueño y andino en su constante lucha a través del tiempo por dominar una geografía agreste y difícil llegando a desarrollar tecnologías, que se manifestaron en las civilizaciones culturales que se desarrollaron en nuestra actual Provincia y Región que hoy son de trascendencia y admiración mundial.

En el se exhiben los testimonios ocurridos desde la aparición de los primeros habitantes, el desarrollo de las civilizaciones Paracas, Nazca, Huarí, Ica, Chincha e Inca.

LOS PRIMEROS HABITANTES:
Cazadores y Recolectores
(16,000 – 2,000 a.c.)

Los primeros hombres llegan al área andina hace más de 18,000 años, con una economía simple de caza de megafauna ya extinguida (mastodontes, oso perezoso gigante, tigres dientes de sable, etc.) y recolección de frutos y raíces; utilizan herramientas grandes y toscas de piedra, trabajadas a percusión. Hacia el año 10,000 a.C. la megafauna es reemplazada por una fauna moderna más pequeña y mejor elaboradas, especialmente las puntas de proyectil, trabajadas a presión.

Alrededor de los 5,000 años a.C., el hombre empieza a domesticar plantas y animales, produciendo sus propios alimentos, se establece en aldeas permanentes, fabrica los primeros textiles con fibras vegetables (totora, algodón).

Son pocas las evidencias encontradas hasta ahora de la presencia de cazadores tempranos en la región de Ica, sólo algunas puntas tipo Paiján en Pozo Santo. En la bahía de San Nicolás de Nasca, se encontraron artefactos líticos que parecen corresponder a pescadores recolectores de hace 8,000 años. En la bahía de Paracas, Frederic Engel encontró restos de algunas aldeas de horticultores aldeanos en el sitio de Santo Domingo, con presencia de pallar y algodón domesticado, y viviendas simples similares a la de Chilca, en las que se habrían establecido 5,000 años a.C. En el valle de Río Grande también se encontraron restos similares de horticultores aldeanos.


CIVILIZACIÓN PARACAS
(2,000 – 200 a. C.)
Hacia el año 2,000 a.C., el área Central Andina era escenario de un rápido desarrollo de tecnologías y organización social, que iban cimentando formas de civilización y el surgimiento de sociedades complejas.

La economía se basaba en una agricultura intensiva, se habían logrado domesticas todas las plantas y animales conocidos en el mundo andino. La textilería se encontraba en auge, utilizando fibras vegetales como el algodón y animales auquénidos, como la alpaca y la vicuña. El control social, político y económico estaba en manos de la clase sacerdotal, teniendo el centro ceremonial como núcleo de concentración de las aldeas.

Se descubre la cerámica y se empieza a desarrollar la metalurgia; oro, plata y cobre.

En Ica representan este periodo las culturas Paracas en el Valle de Pisco y Ocucaje en el Valle de Ica, que destacan principalmente por su tecnología textil con fines ceremoniales: mantos y prendas finamente bordadas para elaborar los mantos funerarios. En cerámica experimentan con el uso de la policromía, añadiéndole color a los motivos iconográficos incisos, derivados de la tradición Chavín, utilizan pigmentos mineral y de resinas vegetables que son aplicados “post-cocción” a las vasijas.

CIVILIZACIÓN NASCA
(200 a.C. – 600 d.C)

Después del año 200 a. C. La civilización está plenamente establecida en el mundo andino, en cada región surgen organizaciones estatales que controlan varios valle. Se desarrolla la agricultura con sistemas de irrigación: canales, acueductos, terrazas agrícolas, que indican un manejo avanzado de tecnología hidráulica, las que a su vez hacen necesaria la aparición de ejércitos para controlar la producción, reemplazando a la clase sacerdotal en el control político.
Los poblados crecen, junto al centro ceremonial, se construyen nuevas edificaciones públicas: el palacio, los cuarteles, los talleres o barrios artesanales que van configurando una planificación de tipo urbano. La producción textil aumenta, en cerámica aparecen nuevas formas y decoran con pintura precocción dándole policromía a los diseños.
En la región de Ica alcanza su plenitud, la cultura Nasca, como Estado que controla o influencia los valles de Chincha hasta Acarí, imponiendo sus patrones culturales en esta extensa región.
Crece el centro urbano de Cahuachi en el valle de Nasca, que cumple las funciones de capital donde podemos encontrar una planificación urbana basada en volúmenes piramidales separados por espacios abiertos o plazas, donde se desarrolla una gran actividad de tipo religioso, civil y de producción de artículos artesanales de gran calidad, especialmente textiles, cerámicos y metalurgia.
Por otro lado, en Nasca también se observa un interés especial por el conocimiento astronómico con fines de programación agrícola, conocimiento que es representado en gigantesco geoglifos en las pampas desérticas, algunos de los cuales constituyen un sobredimensionado calendario astronómico, que les sirve de registro de la orientación del Sol en determinadas épocas y de la posición de las constelaciones relacionadas con fenómenos climatológicos importantes climatológicos importantes para la agricultura y otros con funciones rituales.

Los Nascas también deminan técnicas hidráulicas que les permiten construir complejos sistemas de acueductos para obtener aguas subterráneas e irrigar áreas desérticas.

CIVILIZACIÓN HUARI
(600 – 1,000 d.C)
Aproximadamente en el año 600 d.C. en la región de Ayacucho se empieza a gestar un Estado de carácter urbano y que representa el surgimiento de la ciudad como centro de organización social, política y económica.

La Producción de carácter urbano hace necesaria la búsqueda de nuevos mercados y origina políticas de expansión de carácter imperial, para imponer sus productos, patrones culturales y planificación urbana con el establecimiento de ciudades y centros administrativos regionales dependientes de la ciudad capital.

La expansión Huari llega rápidamente a Nasca por su cercanía y estrecha relación tradicional entre estas dos regiones, además Huari había sido el resultado de influencias de las culturas Nasca, Tiahuanaco y Huarpa. Esta influencia se refleja en la técnica y la iconografía en textiles, urbana de sitios como Dacha del Loro y Pacheco en los Valles de Nasca, Maymi San Clemente en Pisco y Pampa de la Pelota en Chincha.

Al parecer, también en el periodo Huari se desarrollan en mayor escala los sistemas de acueductos para la utilización de aguas subterráneas en los valles de la cuenca del río Nasca.



CIVILIZACIÓN ICA – CHINCHA – PISCO
(1,000 – 1,450 d.C.)

El año 1,000 d.C. las influencias expansivas llegan a su fin y surgen en el área central andina Estados o Señoritas independientes que controlan determinadas regiones, teniendo ciudades planificadas como centros capitales desde los que se ejerce el control político, social y económico, la agricultura es intensiva, se amplían los sistemas hidráulicos de irrigación, la producción urbana se hace en gran escala, hay estrechos contactos de intercambio y comerciales entre las diversas regiones.

En la zona de Ica se desarrollan por lo menos tres grupos con estas características de Estado o Señorío. En Chincha teniendo como capital el centro urbano de la Centinela, que controla los valles de Chincha y Pisco. El Señorío Chincha desarrolla además de la agricultura, una actividad de tipo comercial, que los identifica como mercaderes y navegantes, parte de su población se dedica a estas actividades, comerciando productos desde el altiplano y la zona sur de Chile de donde traen principalmente cobre para comerciarlo por vía marítima hasta zonas tan al norte como las costas Ecuatorianas y al parecer hasta Centroamérica de donde traen conchas de spondylus, caracolas de strombusy chaquiras de turquesa, importantes como artículos suntuarios y rituales en el área central andina.

En el valle de Ica, se desarrolla un Señorío con características urbanas con su capital en la zona de Tacaraca, dedicada principalmente a la agricultura, y producción textil, cerámica y metalúrgica.

En la cuenca del Río Grande se desarrolla el Señorío Poroma, con una planificación urbana de extensos Centros Poblados, pero con características arquitectónicas especiales, utilizando paramentos de piedras canteadas y es casi ausente la utilización de parámetros de tapial o adobe y los volúmenes piramidales.


CIVILIZACIÓN INCA
(1,450 – 1,535 d.C.)


Aproximadamente el año 1,450 d.C. Pachacutec gobernante del Estado Inca del Cusco tras derrotar al Estado Chanca, comienza una rápida expansión de carácter imperial, hasta conformar el Imperio del Tahuantinsuyo, abarcando gran parte del área andina. A partir de los patrones culturales, sociales, económicos y urbanos del Cusco, se establecen ciudades administrativas en todas las regiones conquistadas.

En cada uno de los valles de Ica, encontramos la presencia Inca en centros urbanos con planificación tecnología arquitectónica Inca. En el valle de Chincha, construyen en el centro urbano local de la Centinela, edificios administrativos y modifican algunas de las pirámides Chincha.

En Pisco, 45 km. Valle arriba, edifican la ciudad administrativa de Tambo Colorado, para controlar la economía regional. En Ica, no es tan evidente la presencia Inca, aunque algunas estructuras menores pueden encontrarse junto a los centros urbanos locales. En el valle de Ingenio establecen la ciudad administrativa de Tambo de Collao; en el valle de Nasca edifican la ciudad administrativa de Paredones donde encontramos planificación Inca y utilización de paramentos con piedras labradas, imitando las construcciones del Cusco.

En textilería, cerámica y metalurgia, se utilizan las formas y la iconografía impuesta por los patrones culturales cusqueños.
SALA TEMÁTICA
ANTROPOLOGÍA FÍSICA



El análisis de los restos de la estructura biológica del ser humano (restos óseos, tejidos y órganos internos), le permite a la Antropología Física, obtener información de carácter cultural, básica para entender aspectos de patología, alimentación, demografía, patrones de enterramiento, etc.

En la sala de Antropología Física del Museo, se presenta una muestra de las principales patologías sufridas por el hombre prehispánico en Pisco; algunos ejemplos de tipos de trepanación quirúrgica de la cultura Paracas, diversos tipos de deformación del cráneo practicadas como rasgo cultural en el antiguo Perú, y una colección de trepanación es craneanas Paracas, Nasca e Inca.

También se puede apreciar una original muestra de diversos tipos de peine.
imagen
imagen